In Mujeres en la Historia

Desde hace un par de meses, el movimiento feminista, que se está encargando de visibilizar las mujeres que la historia ha estado invisibilizando, ha estado hablando de Alice Guy, una importantísima figura del cine caída en el olvido hasta hace poco. Hoy vamos a hablar de la fundadora del cine como narración sentando las bases de lo que hoy se conoce como cine de ficción.

Biografía

Alice Guy nació en París, en 1873, pero pasó su infancia entre Francia, Suiza y Chile. En 1894, después de estudiar secretariado, entra a formar parte de la Compañía de General de Fotografía, que luego fue comprada por varias personalidades ilustres para crear la compañía Gaumont. En marzo de 1895, Louise Lumière invitó a Gaumont a una demostración sobre la cámara que había construido, se trataba de un aparato que hacía que las fotos fijas se convirtieran en movimiento, Alice Guy se entusiasmó con la cámara y empezó a pensar cómo podía utilizarla.

Trayectoria

Más tarde, Gaumont perfeccionó la cámara de 60 mm. de los Lumière, sin tener un objetivo claro de para qué. Alice Guy, que en aquel entonces contaba con tan solo 23 años, pensó que debía de romper con la monotonía y que esto podía servir para contar historias, así que manifestó a Gaumont su idea con el objetivo de divertir a potenciales compradores del aparato. La compañía, que no veía grandes proyectos para este nuevo invento le dijo: «Como quieras… no es más que un juguete para niños…», y le dejó que hiciese el trabajo los domingos para no interferir en sus labores de secretaria. Alice Guy realizó la primera película narrativa de la historia del cine: La Fee aux Choux, El hada de los repollos, en 1896, unas semanas antes de que Georges Méliès empezara a rodar.

La idea ha tenido tanto éxito que los equipos de Gaumont empezaron a venderse sin ningún problema, por lo que Alice Guy fue nombrada directora de producción y empezó a rodar proyectos muy ambiciosos. Su gran labor permitió que la nombraran supervisora de los demás directores de la compañía.

Cirugie fin de siècle (1900)

 

En 1907 se casó con un camarógrafo británico, Herbert Blaché con el que se fue a vivir a EE.UU. y tuvo a su primera hija. Estuvo unos años dedicada a los cuidados familiares, pero enseguida se aburrió y decidió volver a rodar montando su propia compañía «Solax Company», en la que produjo películas de todo tipo: comedias, dramas e incluso westerns. Entre 1910 y 1914 la compañía realizó 325 películas de las cuales 50 fueron dirigidas por Alice Guy. En New Jersey uno de los estudios mejor equipados del mundo donde rodó películas de mucho éxito hasta 1920. Se estima que rodó unas 1000 películas de todo tipo.

A partir de la década de 1920 Hollywood ya era demasiado poderoso como para competir con él y Guy empezó a trabajar para empresas más grandes, pero su incursión en el mundo del cine independiente no tuvo éxito. Su compañía fue a la ruina y lo mismo ocurrió con su matrimonio.

En 1922 regresó a Francia, nunca pudo volver al cine, ya no había hueco para ella (lo mismo le ocurrió a Méliès y demás pioneros del séptimo arte). En 1964 volvió a EE. UU con sus hijas, para recuperar sus películas. Fue a la Biblioteca del Congreso y a otros archivos de cine y filmotecas, pero no encontró casi ninguna de sus películas, de hecho, las pocas que encontró aparecían con el nombre de sus compañeros.

En 1949, con 76 años Alice Guy volvió a París, donde la Cinemateca le rindió un gran homenaje por ser la primera mujer directora de cine en el mundo, no la primera persona en dirigir una película en el mundo. Más tarde recibió las insignias de Chevalier de la Legión de Honor.

Alice Guy, murió en New Jersey, tenía 95 años y ningún periódico se hizo eco de su fallecimiento.

Hitos de Alice Guy

Alice Guy no solo fue la primera persona en dirigir una película, sino que durante los años en los que estuvo dedicada al cine, no dejó de innovar. Así, fue la primera en usar grabaciones con un gramófono al mismo tiempo que las imágenes, produjo una de las primeras películas en color, fue la primera persona en utilizar efectos especiales, la doble exposición del negativo, las técnicas de retoque, la cámara lenta y rápida, y el movimiento hacia atrás.

Dirigió, produjo y supervisó más de 600 películas, y aunque no hay datos concretos, algunos expertos afirman que podría haber más de 100 películas que llevan su sello. Tocó todos los géneros fílmicos: cuentos de hadas, parábolas religiosas, comedias románticas o películas policíacas. Fue la primera persona que dirigió una película donde todos los protagonistas eran negros, en 1912, se llamaba Un tonto y su dinero. Tuvo un papel importantísimo en la producción de las primeras películas sonoras. Fue propietaria y directora de su propio estudio de cine, de hecho, es hasta hoy la única mujer que ha dirigido su propio estudio.

 

Sin duda, Alice Guy merece que la historia le devuelva el lugar que merece.

Recent Posts

Leave a Comment

Contáctanos

Podemos ayudarte.